viernes, 27 de noviembre de 2009

¿La Vida Sigue?


Porque la vida sigue y sigue sin detenerse, por eso, y por muchos motivos mas, no puedo permitirme detenerme, pero, apenas anoche conocí gente nueva, me sentí como no me había sentido en meses, cómodo, tranquilo, como pez en el agua, pero de repente, la melancolía viene a devorar mi tranquilidad y pensé, las películas se paran a mitad de la parte mas emocionante, los autos se averían y se cambia por completo el ritmo cotidiano, las personas fallan y rompen corazones, las personas mueren y dejan legados, ¿cual será mi legado, mi contribución?


Pretendiendo que no me niego a los hechos, a las circunstancias que me han puesto aquí, en este sitio, en este momento, escribiendo, dejando las palabras fluir como fluye el agua en la caja de deposito del escusado, haciendo como que no pasó y enfrentándome a la vez, recibiendo la angustia de noche y rostros que no quiero ver por la mañana, me despierto y un recuerdo fatal me persigue, después viene aquel recuerdo que me hace sonreír, ese recuerdo inalcanzable que me martiriza, aquella persona que jamas conocí, que jamas abrace, deseando estar a su lado y calmar su dolor, queriendo desplegar mis alas y cubrirlo con ellas, aliviar el tormento con un solo suspiro y hacerlo callar con un solo beso, vivir su muerte y mas que su muerte su resurgimiento, tener la fuerza que tiene para emprender el vuelo y vivir tranquilamente.


Apenas anoche Juan me dijo que era muy aprensivo que me guardo las cosas y no las comparto, que me daño al hacer caso omiso de lo que realmente siento, prefiero llamarlo "fondo de ahorro sentimental", salvar aquello que me va forjando y aprende de mis sentimientos y de los demás, pero si vivimos en un mundo donde los cuentos de hadas no existen, donde el final feliz es el equivalente moderno de una sirena que se disuelve en la espuma del mar como las chicas hoy se disuelven en cocaína, en un mundo donde el príncipe nunca llega a tiempo por el caos de la ciudad y donde las catástrofes holliwoodenses no son mas que alcantarillas tapadas, me pregunto, ¿es valido llorar por lo irremediable y dejarlo ser, o aferrarte a tu historia de amor donde sabes que no habrá final feliz?


A final de cuentas le gente viene y va, las calles se llenan de tráfico y el tránsito aéreo se rige por el tipo de divisa, las computadoras fallan, los libros se hacen viejos, las palabras se las lleva el viento, Alicia en realidad soñó con el país de las maravillas, pero, ¿los besos no son de cereza, la Luna no es de queso, Si se muere hoy, mañana lo viviré en mis sueños?