viernes, 10 de abril de 2009

Citas


Unas feas, otras pavorosas, pero ¿Por qué aun nos arriesgamos al juicio de la primera cita? Yo en particular he tenido infinidad de ellas, ¿y que he aprendido? Al parecer nada, pereciera que debemos llevar ciertas reglas y puntos que nos ayuden a enfrentarlas, ¿y por que nunca las llevamos a cabo? Como la primera impresión… bueno, eso depende, si es a ciegas, estas jodido, pero si no, puede que desde un principio hayas experimentado la sensación de rechazo o de que tu lo (a) rechazas, ¿no es cierto? A veces desearía que la velada durara una eternidad y otras: “Carajo, ¿a que hora me va a llamar mi amiga para decirme que algo malo paso?”

Lo cierto es que a veces pueden ser muy lindas esta situaciones, de hecho muy chistosamente terminan siendo amigos en el mejor de los casos. O los peores enemigos, si, existen los psicópatas que se aferran a ti y quieren verte de nuevo o tal ves verte para siempre, empezar un noviazgo, casarse y tener hijos, una casa en la ciudad y otra en la playa para vacacionar, un perro y 2 carros. Se proyectan tantas cosas en la primera cita que solo de pensar asustan, y luego vienen las preguntas: ¿Le habré gustado? ¿Estará pensando en mí? ¿Tendrá novia (o)? o ¿Ya se hizo la prueba del Sida? Preguntas que solo nublan la mente, deberían llamarlo como es: la primera cita es engañosa, la segunda confirmas sospechas y para la tercera ya sabes a lo que vas.

En mi experiencia (que no es muy dichosa) he encontrado que las citas no son mas que entrevistas de trabajo con Cóctel y cena incluida, si tienes suerte, te invita las palomitas en la segunda, a veces la película puede ser excelente, pero sólo de pensar en la situación de la cita tu remembranza de esa película puede ser fatal.

Existen folletos para cuidarte de la gripa, problemas estomacales, etcétera… ¿no crees que deberían haber folletos con títulos como: “Que hacer en tu primera cita”, “Como reaccionar si te quiere besar, y tu no (o Viceversa)”, como decirle; “No estoy interesado (a)”, o “Lávate la boca ¿no?”


Aún así, todavía nos arriesgamos, aún así nos vestimos de la mejor manera para impresionar algo incierto, aún así queremos encontrar eso que todos buscan, a mi no me engañan, se llama amor, Pero, ¿Pasa sólo en las películas, en el subterráneo de Nueva York? ¿Pasa solo en bajo la torre Eiffel de Paris? ¿Pasa solo en el Puente de Brooklyn? ¿Pasa a la vuelta de la esquina cuando vas por huevos para el desayuno vistiendo tus pantuflas de conejito?

Como en una competencia para el orgasmo en el sexo, a veces te cansas de correr pero, Acaso deja de ser lindo correr en ella?
.

1 comentario:

Nayelli dijo...

a huevo q si pasa... a mi me paso :)